jueves, 8 de noviembre de 2012

News nº 93 - HIEDRAS / HEDERA


CARACTERISTICAS
La hiedra común es una de las plantas más utilizadas en el diseño de jardines, y es que esta trepadora es capaz de proporcionar un encanto fuera de lo común cubriendo todo tipo de columnas, pérgolas, vallas o muros.

Este ejemplar de la familia de las Araliáceas procede de muy distintos orígenes de todo el mundo (Europa, Asia o África), por lo que se cultiva sin problemas en muy variadas condiciones. 
Científicamente conocida como Hedera helix, esta vigorosa planta de la especie de las Agniospermas puede alcanzar los 10 metros de altura y los 5 de diámetro adhiriéndose a toda clase de superficies gracias a la capacidad de trepar que le proporcionan sus raíces adventicias.





El principal valor de esta planta es puramente ornamental, por lo que la cuestión fundamental de dónde colocarlo dependerá de las necesidades propias de tu jardín o de tu hogar. De hecho, no encontrarás problemas a la hora de ubicarlas en tanto que son perfectamente adaptables a toda clase de espacios: se desarrollarán tanto en zonas muy soleadas como en aquellas a media sombra o espacios umbríos. Por si no fuera suficiente, podremos disfrutar de esta planta durante todo el año gracias a una gran resistencia que incluso la hace capaz de soportar las temperaturas más bajas y las heladas.
Tampoco encontraremos problemas en cuanto al suelo de cultivo, y es que la hiedra común no es para nada exigente y puede desarrollarse en cualquier tipo de suelo. No obstante, preferirán los suelos alcalinos y con buen drenaje.

TIPOS DE HIEDRA  
Cubrir muros, ocultar vallas, decorar exteriores...La hiedra es una de las trepadoras mas hermosas que encontramos a dia de hoy, una especie sencilla y elegante que da un toque romántico y acogedor allí donde se encuentre.

Pero, ¿entre cuántos tipos de hiedra deberíamos decidirnos para el jardín? A continuación te echamos una mano dejándote un listado con la mayoría de ellas.

En realidad la hiedra o hedera no es una sola especie sino un género de plantas de la familia de las Araliáceas, con hasta quince especies distintas de siempreverdes, leñosas y plantas trepadoras.

De naturaleza muy densa, cualquiera de estas especies florece de primavera a otoño regalándonos unas monísimas florecillas amarillas así como también unos frutos que resultan venenoso para las personas (ya sabes, ¡nada de probarlos!). 

En Poleplants comercializamos las mas solicitadas por sus caracteristicas;
- Hedera Helix (la más comun hoja verde)
- Hedera Helix Gold Child
- Hedera Helix Mexicana
- Hedera helix Minor Variegata
- Hedera Helix Or de Bogliasco - (hoja pequeña)
- Hedera Helix Pittsburg (hoja pequeña tonalidad verde)

Los cuidados para que cualquiera de ellas se desarrolle sana y hermosa son bastante similares: Un entorno cálido entre 14 y 20º, algunas horas de luz solar (también a la semisombra), un riego semanal en invierno o un par en verano y un poco de abono líquido cada dos semanas. 

CUIDADOS DE LA HIEDRA
La hiedra es una planta trepadora de hojas perennes que se utiliza en muchas ocasiones como planta medicinal, aunque hay que tener mucho cuidado ya que en América hay especies de esta planta que son venenosas. Si quieres saber qué cuidados necesita sigue leyendo:
- Luz y temperatura: Crece mucho mejor si recibe abundante luz solar, pero ten cuidado porque si recibe directamente los rayos del sol pueden blanquearse las hojas. Las hidras de interior no deberían estar a una temperatura inferior a 7ºC aunque su temperatura ideal es de 15. Si hace calor y hay más temperatura riégalas todos los días para que no se calienten demasiado.
- Floración: Las hiedras de interior no florecen, así que si quieres que lo hagan debes tenerlas en una terraza, balcón o jardín.
- Riego: En condiciones normales no necesitan mucha cantidad de agua, así que será suficiente con que las riegues dos veces por semana en verano y una en invierno.
- Abono: Si las temperaturas son altas échale abono líquido cada dos semanas.
Aunque le des todos los cuidados necesarios siempre puede surgir algún problema, enfermedad o plaga, así que toma nota de estos consejos para solucionar problemas con las hiedras:
- Si te sale hollín o moho gris es probable que se deba a que ha aparecido alguna cochinilla o mosca verde. Quita los bichos y limpia el moho con un trapito y con mucho cuidado.
- Si las hojas se secan es que está recibiendo demasiado calor o que no tiene la humedad suficiente. Riégala todos los días hasta que recupere su humedad normal.
- Si las hojas se vuelven negras es que hay exceso de riego, así que no vuelvas a regarla hasta que se seque y cuando lo hagas utiliza menor cantidad.
- Si en verano las hojas se palidecen es porque reciben demasiada luz solar directa. Para poder sanarla llévala a un lugar que esté iluminado pero no de manera directa. 

UNA TREPADORA PARA TODO EL AÑO
Para dar sombra recubriendo estructuras metálicas o de madera, para tapar muros no muy bonitos, para recubrir terraplenes ayudando a fijar la tierra y evitando que caiga… o simple y llanamente para decorar. Las trepadoras de hoja perenne alegrarán nuestro jardín, proporcionando en verano un agradable frescor, sin olvidar las preciosas flores de algunas variedades. Y en invierno seguirán alegrándolo, lo cual es de agradecer en una época en la que muchas plantas y árboles pierden sus hojas, dejando el jardín muy desnudo.
La hiedra es la trepadora perenne protagonista, por lo vistosa que es, lo rápidamente que crece y los pocos cuidados que requiere.
Algunas de las variedades de hiedra más utilizadas son:
– La hiedra común o Hedera Helix, que es la que suele encontrarse en los bosques peninsulares. Sus hojas son verde oscuro. Es muy resistente: aguanta temperaturas bajo cero, aunque el verano no le gusta mucho y menos si está situada a pleno sol, en cuyo caso será conveniente regar las hojas a última hora de la tarde (para que el sol no las queme). Le gustan los suelos calizos.
Hay que revisar con periodicidad los muros que cubre, puesto que cuando la hiedra tiene muchos años los tallos son muy leñosos y fuertes; también pueden introducirse las ramitas en las rendijas del muro, agrietándolo, aunque he visto hiedras muy viejas cubriendo muros que, a pesar del tiempo que llevan tapados, aguantan en perfecto estado.
Se reproduce mediante esquejes que tengan raíces aéreas.

Hay otras variedades de hiedra:
Hiedra canaria (o matizada) o Hedera canariensis. A diferencia de la hiedra común, ésta crece a pleno sol, pero no aguanta bien las bajas temperaturas; no en vano es originaria de África y de las islas Canarias.
Hiedra de Persia o Hedera colchica. Destaca por sus enormes hojas, de un palmo de longitud, verdes o con zonas amarillas. Crece a pleno sol o en semi-sombra. Necesita menos agua que sus parientes. Como a la canaria, tampoco le gustan las heladas.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario